Detuvieron en Paraguay al jefe de la banda que traficaba marihuana a Itatí

El hombre estaba prófugo desde 2017, cuando se destapó la red de narcotráfico en un escándalo en el que quedó involucrado hasta el intendente de la localidad correntina.

El “Gordo” Saucedo estaba prófugo en Paraguay desde 2017,.

Las autoridades de Paraguay y Argentina detuvieron este miércoles a Luis “el Gordo” Saucedo, el jefe de una de las tres bandas que traficaban marihuana de Paraguay a la localidad de Itatí, en Corrientes.

Saucedo, de 39 años, estaba prófugo desde 2017, cuando se destapó el caso conocido como “Operativo Sapucay” en el que quedaron involucrados hasta el intendente de Itatí, Roger Terán, y su vice, Fabio Aquino.

Saucedo era el jefe de la banda de “los Gordos”. Antes de fugarse a Paraguay tenía en Itatí un nivel de vida lujoso que incluía una flota de 25 vehículos de gran valor, desde autos de alta gama hasta una lancha.

Si de entradas “en blanco” se trataba, Saucedo cobraba apenas 7 mil pesos en la Municipalidad. Pero “Lucho Saucedo es capo, dueño de todo Itatí, maneja camionetas y camiones para llevar la droga”, había advertido un arrepentido que declaró en la causa.

El jefe narco fue localizado y detenido en Pilar, a 360 kilómetros de Asunción, por personal de la Secretaría Nacional Antidrogas del Paraguay (SENAD) y la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y la Gendarmería de Argentina.

Al momento de la detención de Saucedo seguía vigente una recompensa de $1.500.000 para quien aportara datos que devinieran en su captura. Junto a él se encontraba Antonio Ramón Navarro, alias “Moncho”, otro prófugo que tenía esta investigación y que formaba parte de su misma banda.

“Los Gordos” compartían su territorio en Itatí con otras dos bandas: una liderada por Carlos “Cachito” Bareiro, que la manejaba desde una cárcel en Chaco, y la otra por Federico “Morenita” Marín, detenido en octubre de 2018.

Tanto Barreiro como Marín, al igual que Terán y Aquino, comenzaron a ser juzgados el 28 de agosto. En la causa hay 36 imputados, la mayoría integrantes de fuerzas de seguridad.

El caso comenzó a ser investigado en 2014 por el ex juez federal Sergio Torres, quien quería descubrir cómo se abastecían las bandas de narcomenudeo de la ciudad de Buenos Aires.

Las pistas lo llevaron a determinar que la marihuana llegaba en forma de “panes” o “ladrillos” que eran transportados en balsas desde Paraguay hasta Itatí, una localidad de 8000 habitantes a orillas del río Paraná.

De ahí se distribuía hacia la Ciudad de Buenos Aires, el territorio bonaerense, Santa Fe (donde abastecía a la banda de “Los Monos”), Córdoba, Tucumán, Chaco, Santiago del Estero y Mendoza.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

Deja Tu Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*