El presidente Macri y un nuevo modelo económico: la teoría de las “cuatro patas”

Madrid. Enviados especiales. Antes de marchar al nuevo estadio del Atlético, en una soleada mañana, el presidente Mauricio Macri reunió a sus colaboradores en un pequeño salón del Palacio de El Pardo, adonde contrastaba una inmensa pintura moderna con unos añejos relojes dorados que se posaban en unas mesas bajas de mármol. El presidente desea establecer un nuevo modelo económico para la Argentina y le ha puesto nombre: la teoría de las cuatros patas.

“Esto funciona como una mesa de cuatro patas. La primera pata es la inflación, la segunda el déficit fiscal. La tercera es la deuda. Y la cuarta, el empleo”, precisó el Presidente antes de terminar el primer vaso de Coca con hielo de la mañana.

En el pequeño salón de la planta baja del Palacio de El Pardo, Macri avanzó con su teoría personal sobre los problemas básicos de la economía argentina. “La lucha contra la inflación es básica para mejorar la vida de los argentinos. Afecta a todos por igual, te come el salario, le pega a los jubilados. Es implacable”, definió el presidente.

Mauricio Macri: “La lucha contra la inflación es básica para mejorar la vida de los argentinos”
1. En este contexto, Macri no se cansa de repetir cómo deberían ajustarse los salarios frente a la situación económica. El jefe de Estado cree que hay dos cláusulas gatillo. Para los empleados estatales, la inflación marca el aumento. Si se discute el incremento, se cierra la negociación y si la inflación medida por el Indec es mayor, se aplica la cláusula gatillo según el índice de precios del Indec.

“Las paritarias son libres. Y este mecanismo permite evitar desequilibrios e inequidades”, añadió e insistió Macri frente a su staff más cercano.

Pero el Presidente también avanza en la metodología para definir los salarios en el ámbito privado. Aquí se activa la otra cláusula gatillo: el mercado. “El tipo que vende heladeras fija el precio y el empleado trabaja con él. Si suben las heladeras, le tiene que aumentar el salario. Así debería funcionar. Es imposible que la economía funcione de otra manera”, sostuvo el presidente.

Las cláusulas gatillo de Macri: “Para los estatales la inflación, para el sector privado el mercado”
En este sentido, el mandatario intenta quebrar una lógica de negociación sindical que viene arrastrándose desde la historia del peronismo. Es decir: que se discuten aumentos salariales al margen del valor de los productos, de la capacidad adquisitiva de los sueldos y del impacto de la inflación creciente.

2. Una vez que Macri le explicó a sus asesores cómo funcionaba la primera pata, avanzó sobre la segunda: el déficit fiscal. “El Estado tiene que manejarse como se maneja la gente común. Nadie puede gastar más de lo que gana, porque sino te echan de tu casa, no podés pagar tu hipoteca”, argumentó el presidente.

El último resultado primario base caja sin rentas financieras que publicó el Ministerio de Hacienda arrojó un déficit de $359.382 millones. “Esta cifra hay que bajarla —insiste Macri—. Porque sino, no tenemos destino, no podemos ser competitivos y si no podemos serlo, no podemos crear trabajo”.

3. Mientras la mañana avanzaba en el histórico Palacio que los reyes de España cedieron a Macri para pasar sus noches y sus días en Madrid, el presidente explicó el tercer indicador de su teoría de las cuatro patas. “No podemos tomar deuda toda la vida, porque eso nos afecta el tipo de cambio. Tengo el dólar a 16 pesos, que según los parámetros de Lavagna, sería de 24. Entonces, en algún momento tengo que parar”, amplió Macri.

4. La última pata de la mesa (y de la teoría) es el empleo. Cuando ya se acercaba el mediodía, Macri fue directo al punto.”Si resolvemos los niveles de inflación, si bajamos los porcentajes del déficit, si ya no dependemos tanto de tomar deuda, el empleo va a empezar a crecer, porque tendremos una economía competitiva y eso genera inevitablemente puestos de trabajo”.

El Presidente sostiene que el Gobierno anterior no hizo obras de infraestructura, se endeudó y no le importaba la inflación. Por eso, para el presidente, la clave es generar puestos de trabajo y evitar nuevos impuestos que en definitiva convierten a la teoría de las cuatro patas sólo en un ejercicio teórico.

El círculo rojo deberá entender de qué se trata

De ahí que se ha jurado insistir con la teoría de las cuatro patas para lograr que el denominado círculo rojo entienda su sentido, no separe la teoría en cuatro compartimentos estancos porque la separación hace perder el sentido del todo.

“La mesa tiene cuatro patas, y esas patas hay que vincularlas. Si una pata falla, se cae todo. Todo se va a la mierda”, dijo Macri.

Un segundo después, el protocolo del Palacio de El Pardo, encabezado por un señor que con orgullo exhibía sus medallas, alertó que ya era hora. Macri debía cambiarse para salir hacia el nuevo estadio del Atlético de Madrid. Su última actividad oficial antes de regresar a Buenos Aires, en el vuelo 1133 de Aerolíneas Argentinas que despega de Barajas a las siete de la tarde.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

Deja Tu Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*