Elogios, pedidos y tensión por un reclamo gremial en la apertura de la Fiesta de la Vendimia

0014368133

Macri no viajó a Mendoza y envió a parte del gabinete. Una dirigente de ATE insultó a funcionarios de la Nación y la provincia. Los bodegueros agradecieron las medidas para el sector pero reclamaron por la inflación

La jornada inicial de la Fiesta de la Vendimia en la provincia de Mendoza fue hoy nuevamente un escenario político en el que se mostraron funcionarios nacionales y provinciales, y que tuvo además un momento de tensión con una protesta de ATE.

En el palco principal, ubicado frente al hotel Independencia, estuvieron el gobernador mendocino, Alfredo Cornejo; su vice, Laura Montero; los ministros nacionales del Interior, Rogelio Frigerio, y de Agroindustria, Ricardo Buryaile, y todo el gabinete provincial.

Frente a ellos desfilaron no sólo las reinas de la Vendimia en sus carros departamentales, sino también los docentes y trabajadores estatales agrupados en ATE que aún están en pugna por un aumento salarial y los miembros de la Asamblea por el Agua, que se oponen a la megaminería y son apoyados por la primera dama mendocina.

El paso de ATE frente al palco originó un momento de tensión cuando la dirigente local de ATE Raquel Blas se acercó a las gradas en las que estaban los funcionarios para insultarlos y arrojarles panfletos de protesta contra los miles de despidos. “Hijo de puta, esto está así por ustedes”, le gritó la dirigente al ministro provincial de Hacienda, Martín Kerchner, tras lo cual le arrojó un cartel con la frase “basta de despidos” a Frigerio, a quien también insultó.

La reacción no se hizo esperar: un grupo de militantes radicales convocados por el gobernador repudió a Blas y le espetaron con un cántico que vaya “a laburar”.

Tras el episodio, Cornejo dijo sentirse “avergonzado” mientras que Frigerio evitó la confrontación y afirmó: “Soy un profundo defensor de la libertad de expresión y me parece que la gente debe expresar sus problemas y reclamos”.

Durante el desfile también hubo contramarchas de las agrupaciones sociales que se oponen a la megaminería, a quienes la esposa de Cornejo, Lucía Pannochia, apoyó abiertamente, al mostrar una remera que decía: “No a la megaminería que contamina, seca, saquea y corrompe”. Lo hizo a pocos metros de Frigerio, un férreo defensor de la actividad y promotor del modelo sanjuanino.

Elogios y planteos

La voz de los bodegueros, actores principales de la fiesta y también de la economía de la zona, se hizo oir en el tradicional agasajo, que se hizo en la Bodega Los Toneles, de Guaymallén. Allí, el titular de Bodegas Argentinas, Walter Bressia, remarcó la necesidad de bajar la inflación para que mejore el sector.

Bressia hizo el pedido ante autoridades nacionales y provinciales. Sin embargo, fue elogioso con la administración entrante, de la que consideró que “muestra interés” en solucionar el problema. También hubo un reconocimiento al gobierno nacional por la decisión de quitar los impuestos para la elaboración de vinos espumantes.

“Es difícil decir Feliz Vendimia, porque es un año complicado”, dijo Enrique Vaquié, ministro de Economía, Infraestructura y Energía de la provincia. “Le agradezco este gesto a Cornejo. Es muy generoso, salvo cuando se trata de dinero”, bromeó según reportó MDZ.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

Deja Tu Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*