Las 5 pautas del Gobierno para que la economía crezca antes de las elecciones

Nicolás Dujovne y Federico Sturzenegger coincidieron en el diagnóstico sobre el rumbo económico para los próximos meses, que incluye metas fiscales más laxas, tasas altas y dólar deprimido

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, salieron a comunicar la última semana la visión oficial acerca del devenir de la economía, en un detalle de las variables que permanecerán con escasos cambios hasta las elecciones legislativas de octubre.

Frente a una disputa electoral que pondrá en escrutinio la sustentabilidad de su proyecto de cambio, el gobierno de Mauricio Macri necesita mostrar resultados en el área económica en el corto plazo.

En 14 meses de gestión fueron tantos los cambios (fin del “cepo”, emisión de deuda externa, eliminación de retenciones, ajuste de tarifas) como los signos de continuidad con el esquema anterior (déficit público, alta inflación), en un marco de caída general de la actividad. Las dificultades aparejadas por los desequilibrios de precios relativos, el rojo de las cuentas públicas y la escasa inversión obligaron a una transición mucho más larga de lo que el propio Macri y sus equipos políticos y técnicos supusieron en el inicio.

El Presidente afirmó que “Argentina este año va a crecer”, pero insistió en que para garantizar un crecimiento estable es necesario que las reformas sean “graduales”, al intervenir en un debate organizado por el diario El País con motivo de su visita oficial a España.

Los comicios de octubre son un acontecimiento ineludible a la hora de trazar la agenda económica. Nicolás Dujovne denunció que “hay quienes quieren que al Gobierno le vaya mal, porque este es un año de elecciones” y advirtió que “la oposición trata de mostrar un país”, a través de las protestas y las huelgas “que no es el que tenemos”.

En la última semana Dujovne y Sturzenegger explicitaron cinco aspectos que dejan claro qué habrá que esperar de la economía en los próximos meses.

1) METAS FISCALES MÁS LAXAS. Nicolás Dujovne aludió a las metas fiscales del Gobierno para el período 2017-2019, que consignan este año un déficit primario equivalente al 4,2% del PBI. Con una reducción de un punto porcentual cada año, el funcionario proyectó un rojo de 3,2% del PBI para 2018 y del 2,2% para 2019. Esa pauta, más realista y acorde a una gradualidad en el ajuste de las cuentas públicas, es más laxa que la planteada inicialmente por su predecesor Alfonso Prat Gay de 3,3% en 2017, 1,8% en 2018 y 0,3% en 2019.

“Estas metas son distintas, no existía el plan de reparación histórica (de los haberes previsionales)”, aclaró Dujovne, al tener en cuenta que los ingresos extraordinarios de $120.000 millones por el blanqueo no estarán disponibles para paliar el déficit sino al desembolso estatal por el aumento de las jubilaciones, en torno a un punto del PBI en 2017.

En cuanto a la reducción del gasto público, Dujovne confió que “mejorará”, pero “sin producir despidos”, puesto que la disminución del déficit va en línea “con el objetivo macroeconómico de crecer con generación de empleo y baja inflación”.

“En busca de ese objetivo, la política fiscal juega un rol fundamental. Y para ello, queremos mejorar la composición del gasto público. Por ejemplo, la Argentina gasta mucho en subsidios, que tenemos que ir eliminando, sobre todo en energía”, sostuvo.

2) CRECIMIENTO ECONÓMICO. Con mesura, a diferencia de los augurios de un próspero “segundo semestre” en 2016, la apuesta fuerte del Gobierno es consolidar un crecimiento que implicará recuperar el terreno perdido por la recesión de 2,3% del año anterior, según datos del INDEC. Una expansión del Producto permitiría reducir el rojo fiscal por medio del crecimiento de los ingresos en lugar de apelar a un recorte del gasto, decisión muy delicada cuando uno de cada tres argentinos es pobre.

“Desde agosto la inflación está bajando y hay aumento de empleo en el sector privado, a un ritmo de 20.000 o 25.000 puestos por mes. Todo este proceso hará que en los próximos meses se empiece a sentir la recuperación. Los salarios reales están creciendo contra los trimestres anteriores, vemos una recuperación de las exportaciones de la mano de la cosecha y también nos ayudará la estabilización de Brasil. El consumo también se va a recuperar porque es consecuencia de la baja de la inflación y la mejora del poder de compra de los salarios”, declaró Dujovne, en diálogo exclusivo con Infobae.

Algunos estudios económicos apuntan a una reversión de la caída de actividad todavía heterogénea. Según FIEL la actividad manufacturera registró en enero una mejora interanual del 3,9%, mientras que según la medición mensual hay subas sucesivas desde octubre. La medición del Centro de Estudios Económicos de Orlando Ferreres detectó en enero una retracción industrial de 6,4% interanual, aunque observó en el rubro Maquinaria y Equipos un aumento del 11,4%, influenciado por una producción de automotores que creció más del 50 por ciento.

Para el INDEC, la industria y la construcción acumularon en enero un año con caída, con sendas contracciones de 1,1% y 2,4%, que, sin embargo fueron las más leves desde febrero de 2016.

En otros aspectos, Ferreres & Asociados calculó una notoria mejora de 5,3% en la inversión bruta interna en enero, al compararla con el mismo mes de 2016. También indicó que en enero su índice general de actividad creció por cuarto mes consecutivo, aunque marcó una baja de 1,5% frente a enero de 2016.

Un papel central lo tendrá la producción del agro y las exportaciones que generará en 2017. Juan Manuel Garzón, del IERAL de la Fundación Mediterránea, refirió que “consolidando siete granos claves de la región pampeana, trigo, cebada, sorgo, maíz, soja, girasol y maní, puede estimarse una cosecha de 121 millones de toneladas en 2016-2017, por encima de los 115 millones del ciclo previo”.

“Considerando este escenario de producción y precios, se estima un valor de cosecha del orden de los USD 34,6 mil millones, que compara con USD 32,6 mil millones del ciclo anterior (2015-2016), con una diferencia de USD 2.000 millones o 6% inter-campaña”. Un aumento del valor agrícola de dos mil millones de dólares equivale a 0,4% del PBI en dólares de 2016, pero que con sus efectos multiplicadores, “la contribución del sector a la recuperación de la economía podría estimarse en un intervalo de 0,6% a 0,8% puntos porcentuales del PBI”.

3) LA INFLACIÓN ES PRIORIDAD. Federico Sturzenegger declaró que “bajar la inflación es nuestra obligación central” y elogió que “los países que lograron bajar la inflación sistemáticamente por debajo del 20% lograron duplicar su tasa de crecimiento en los 10 años subsiguientes”.

Al reafirmar la meta inflacionaria del BCRA en el rango de 12 a 17 por ciento anual, para converger en un 5% hacia 2019, argumentó que la inflación es “el impuesto golpea a los que menos tienen, con lo cual combatirla conlleva un objetivo central de equidad distributiva”.

Reducir a la mitad la tasa de inflación este año no será sencillo y el propio Sturzenegger admitió que “corresponde efectuar una nota de cautela” que implicará mantener la tasa de referencia en pesos de 24,75% actual, nivel en el que se encuentra desde hace 13 semanas. “Se vienen tres meses más delicados, con la corrección de precios regulados que moverá al nivel general de la inflación algo por encima de lo que venimos experimentando”.

Dujovne coincidió al reconocer que “entre febrero y abril se concentran los incrementos de los precios regulados”, pero que “de ninguna manera va a haber un cambio importante” respecto de la cifra mensual del crecimiento de los precios.

4) DÓLAR DEPRIMIDO. El debate sobre el nivel del dólar va más allá del mercado financiero, pues algunos rubros fabriles temen una oleada importadora. Sturzenegger descartó un “atraso cambiario” cuando las divisas de importantes socios comerciales como Brasil o Chile se apreciaron más que el peso argentino respecto del dólar. Si bien el dólar en Argentina aumentó un 22% por encima del nivel vigente previo a la apertura del ‘cepo’, muy por debajo del ritmo inflacionario, argumentó que “si a eso le sumamos la reducción de la carga impositiva sobre las exportaciones, el incremento en el tipo de cambio real multilateral efectivo es de 31% respecto de aquel período”.

“Se tiende a poner un énfasis particular en la relación peso-dólar. Sin embargo, nosotros encontramos que esta relación, desde el punto de vista de nuestro comercio exterior, es bastante poco relevante”, expresó Sturzenegger en un encuentro organizado por el por el Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF). “El tan mentando fenómeno de atraso cambiario, creo que surge de esta obsesión de focalizarse en la paridad peso dólar, ya que hace más de seis meses que el tipo de cambio real multilateral está constante sin movimientos en uno u otro sentido”, analizó.

Para Nicolás Dujovne “el tipo de cambio que tenemos hoy es mucho más competitivo que el que recibió este Gobierno, lo cual no quiere decir que sirva para siempre, pero hoy no es un obstáculo para que la economía crezca”.

5) MÁS ENDEUDAMIENTO. La otra cara del dólar rezagado por la inflación es el fuerte ingreso de divisas por las colocaciones de deuda pública, Estado nacional y provincias, y de empresas. La deuda externa bruta de la Argentina se aproxima hoy al 50% del PBI. Esta fue la vía elegida por la administración de Macri para financiar el déficit y eludir un profundo recorte fiscal en medio de la recesión.

Dujovne aseguró que “en dos años la deuda dejaría de aumentar en relación al PBI y eso será una muy buena señal, que además le dará sostenibilidad al modelo económico”, mientras que ponderó el menor costo de financiamiento al que accede el país. “Hoy las tasas a diez años para Argentina están entre el 6,5% y 7% anual. Pero en un plazo breve pensamos que puede bajar a 4,5%, similar a Brasil”.

Sturzenegger destacó que en paralelo con el endeudamiento en dólares se incrementaron las reservas internacionales del BCRA, que “ha aprovechado el elevado ingreso de capitales a la Argentina para recomponer su hoja de balance, dada la situación de las reservas heredada de la gestión anterior”. Acotó que “las reservas internacionales ya han superado los USD 50.000 millones” y que “esta recomposición ha compensado parte de los efectos del fuerte ingreso de capitales al país”.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

Deja Tu Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*